Archivo de la etiqueta: acera

Timbre cantarín sí o no

Desde hace años, llevo en la bici un timbre al que le tengo mucho cariño. Con el tiempo y los golpes que ha llevado ya no cumple su función original. En cambio, desde que lo puse en el manillar, me acompaña un alegre tintineo cuando el suelo es irregular, algo muy habitual. La Bakio es silenciosa y me sirve para no pasar desapercibido. Muy útil cuando alguien cruza la calzada confiando en su oído más que en su vista.Timbre cantarín
Desde hace un tiempo, el aumento exponencial de uso de bicicletas en Zaragoza ha traído bastantes molestias a las personas que vamos a pie. Y lo que ayer era un cascabel que me hacía audible a los demás, hoy es interpretado como una exigencia, de mi parte, para que los peatones me dejen paso las escasas veces que voy por la aceras a velocidad de peatón o con la bici a mi lado.

Lo he podido observa en varias ocasiones. Yendo por la acera, una persona en bicicleta toca el timbre para que se aparten los peatones que van delante de ella. ¿Qué parte de “preferencia peatonal” no entiendes? Si hay mucha gente en la acera y te impide avanzar, desciende de la bici y pide paso, educadamente. O mejor, bájate a la calzada.

En ese dilema me encuentro. Mantengo el timbre o lo dejo en casa. Tampoco es que me quite el sueño. Para esto ya viene la vida arreando unas temporadas más que otras.  La campanilla en insignificante a su lado.


Soy peatón, y tengo miedo

Miedo a las bicis y motos que van por el carril bici y no respetan las normas de convivencia. Miedo a los que usan la acera como un carril más y se permiten el derecho de pitarte para que les dejes paso.

Soy una persona que cree en la convivencia. Y puedo entender que alguien suba su moto a la acera para aparcarla y evitar que se la tire un coche por dejarla en la calzada. Pero no creo que sea aceptable que use la acera como una calzada.

También puedo entender que algún ciclista use la acera en ciertos momentos. Pero prefiero que se comporte como un peatón. Que vaya despacio y parándose cuando esté cerca de otros peatones y no pueda adelantarles con seguridad.

Artículo relacionado: Bicicletas y motos por la acera


Bicicletas y motos por la acera

El otro día en el Twitter de nuestro amigo @JamalDols, leí una reflexión que se hacía.

PabloJD bicis motos acera

Pongámonos en un caso concreto: una calle con calzada de sentido único. Un vehículo, para llegar al otro extremo de la calle por la calzada, tiene que recorrer cuatro veces su longitud.

Voy a ponerme en la situación de una persona en bici por la acera (la más fácil para mí).

Ciclista: “En vez de dar un rodeo entre coches, es más cómodo ir por la acera. No hay mucha gente, tres o cuatro personas desperdigadas. Iré despacio, unos 10km/h (un poco más de la largura de una bici por segundo), cerca de los coches aparcados y controlando los portales. Si alguien está cerca, frenaré y si es necesario echo el pie a tierra.”

Qué cívico ¿no? Sigamos. Ahora intentaré meterme en la piel de una persona que va con la moto.

Motorista: “Tengo que ir al otro lado y me cuesta más dar la vuelta a la manzana. Si voy despacio no molesto mucho, pues tampoco hay mucha gente.”

¡Ahí va!, si es el colega del ciclista en moto. ¡Qué par de ciudadanos responsables!

Ahora vienen las personas a pie.

Peatona con niño pequeño caminando de frente a la bici o moto: “Javi, dame la mano que viene una bici/moto”. Al mismo tiempo que se arrima a la pared.

Grupo de tres peatones ocupando prácticamente todo el ancho de la acera.

Llevan un ciclista detrás. Uno se gira y ve la bici detrás, esperando un hueco para pasar. Les comenta a los otros que viene una bici. Vuelven la cabeza e instintivamente dejan un pasillo para que pase el ciclista. Éste no va a ser menos y les da las gracias.

Oyen una moto a su espalda. Uno se gira para cerciorarse. Los otros se miran. Se retiran para no tener que soportar el ruido y los humos mucho rato. El motorista pasa con cuidado, que es amigo del ciclista.

Esto es mi pequeña aproximación a las circunstancias de algunos protagonistas de esta escena cotidiana. He preferido no complicarla con comportamientos poco respetuosos que podemos llegar a tener, tanto a pie como conduciendo un vehículo. ¿Qué os parece? ¿No tengo ni la más remota idea de lo que hablo? ¿Me he acercado un poco? ¿es mejor que me dedique a vender globos?

Artículo relacionado: Soy peatón, y tengo miedo


Bici por la acera, pero con preferencia peatonal

Zaragoza. Avenida de 2 carriles cuesta arriba y un carril bus de bajada. Cuatro tíos subiendo por la acera en bici seguidos y rapidico. ¡Maños!, vais por acera de menos de 4 metros que no está permitido. Si fuera de 4 metros o más tendrías que ir a velocidad de peatón y dando preferencia a los que van a pie.

Se puede llegar a entender que no os atreváis a ir por la calzada cuesta arriba. Se puede.

Se puede ir por la calzada también. Cuestión de convivencia. Aunque alguno os pitará por no subir la cuesta a velocidad de coche. Una vez, uno me escupió al adelantarme en esa misma cuesta. Me da por pensar que éste será de la cuerda de los cuatro que iban por la acera en bici y rápido.


A %d blogueros les gusta esto: